Guilty or not Guilty


Ayer, 18 de febrero de 2015, Joe Biden tuvo más prensa que en todo el tiempo que lleva como Vice Presidente de los EE.UU. al aparecer en una conferencia en la que Ash Carter juraba como nuevo Secretario de Defensa.

¿Por qué tanto revuelo?

Porque durante la palabras de agradecimiento de Ash, Joe Biden ( ya tomándola de los hombros ) se acerca a Stephanie Carter y le susurra algo al oído.

Críticas por el comportamiento que tuvo, recibió de todas partes; por lo inapropiado, por lo que sugiere, por el contexto…

Acá, la nota en LUN en donde se me consultó sobre el tema.

De cualquier forma, aquí, los principales hitos no verbales que podemos observar:

  1. La invasión espacial de la cual es objeto Stephanie Carter por parte de Joe Biden, situándose a distancia íntima con quien no comparte intimidad. Todas las otras reacciones adaptativas de los involucrados así lo sugieren.
  2. La ubicación tras la espalda de Stephanie es muy agresiva, puesto que nuestra espalda es de las zonas de mayor vulnerabilidad y que tendemos a proteger de cualquier amenaza o invasión externa. Esa es la razón por la cual al subir a un ascensor o tren subterráneo, o estando en un salón lleno de personas, tendemos a ubicarnos en la pared más cercana a fin de proteger esta zona.
  3. Las manos sobre los hombros develan el carácter dominante , propietario, y de control que ejerce Biden sobre Stephanie. Aquí, la dimensión háptica tiene mucho que decir al respecto.
  4. La sonrisa de Stephanie, no es propiamente tal una sonrisa de felicidad. Esta “sonrisa” se corresponde más con la incomodidad, el desagrado y un cierto desprecio. Se corresponde con una de las 7 sonrisas falsas que podemos toparnos en el día a día.EEUU-INDISCRECIONES_DE_JOE_BIDEN_SPANDCEV112
  5. No sólo eso. Stephanie hace confluir sus hombros levemente hacia sí misma en señal de auto protección. Es un comportamiento clásico cuando nos sentimos intimidados. Emula la posición fetal.
  6. El rostro de Ash Carter posterior a su agradecimiento a Biden, y ya habiendo hecho observación de la escena no es de las mejores. Sus cejas confluyen al centro y sus labios se aprisionan, en señal de enojo. La escena no le gusta para nada.Enojo de Ash
  7. Por último. Ash Carter, a fin expresar territorialmente lo que “siente como suyo”, sitúa su mano derecha sobre el hombro izquierdo de su mujer.Captura de pantalla 2015-02-19 a las 16.25.02

Aquí, en video, podrán ver toda la secuencia:

Al igual que otros medios, el Daily Telegraph se dio a la tarea de recopilar otras escenas similares en las que Biden se comportara de igual manera y ahí se advierte lo recurrente de su actitud. No se trata de un hecho aislado o circunstancial.

Para mí, se trata de un “Cazador Empedernido” que no puede dejar de hacer lo que hace. No repara en lo correcto o incorrecto de sus actos, porque se trata de su personalidad haciendo lo que quiere y desea hacer, y que sucede forma inconsciente e involuntaria.

Guilty or not guilty. It’s up to you.

Anuncios

Un comentario en “Guilty or not Guilty

  1. Pingback: Guilty or not Guilty | SOV - Su Oficina Virtual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s