Dime Cómo Saludas, y Te Diré Quién Eres.


ImagenEs poco probable que algún acto no verbal genere tanto impacto como un handshake. Tanto como para determinar tu posición competitiva frente al otro. Tanto como para definir tu estilo negociador. Tanta como para dejar en claro quién eres y cómo te relacionas con el mundo.

Histórica y evolutivamente, el saludo de manos (Handshake) ha trascendido culturas y épocas.  Siempre se le ha concebido como un acto protocolar que abre la posibilidad al diálogo entre dos personas que recién comienzan a conocerse. Es un acto que abre y cierra acuerdos. Y persiste hasta hoy, como un método de intercambio social que legitima la existencia de un vínculo, como signo de salud, de supervivencia, de seguridad, de demostración de sentimientos, y como no, de armonía social.

El handshake es un acto común, pero no universal. En algunas culturas -sobre todo alrededor del Mediterráneo y el Caribe- un abrazo o un beso sin tocar la mejilla, son preferibles; sobretodo en el caso de buenos amigos. En otras, especialmente en Asia, se estila un handshake enérgico, que oscila en breve tiempo arriba y abajo con las manos en posición vertical. En Medio Oriente, en cambio, no se estrecha la mano de la mujer a menos que sea ella quien la ofrezca; incluso en ámbitos de negocio. Y en lo que respecta a América Latina, teniendo en cuenta algunas variaciones según el país, en todos, es concebido como un acto protocolar y que revela buenos modales y educación.

Es un hecho. En pocos segundos dejamos testimonio de cómo deseamos ser percibidos y qué percibimos del otro. Y eso puede ser gravitante en una relación laboral, una entrevista, una negociación, e incluso en un vínculo afectivo.  Si nos alejáramos de la inercia y la rutina del acto y fuéramos conscientes, la historia sería otra. Otra porque estaríamos brindando un saludo acorde a la situación y al objetivo. Por ejemplo, nadie, que esté consciente de lo que hace, saludaría de forma dominante y territorial cuando va de visita a otro lugar. Es lógico que el anfitrión se sienta invadido. Mala estrategia. Así todo, hay muchas personas que lo hacen sin tener en cuenta el efecto que causa.

Para poder administrar tu handshake y comunicar efectivamente es necesario tener en cuenta algunas variables que lo condicionan:

  • La Distancia Espacial con quien se efectúa el saludo: Es decir, si te encuentras a distancia íntima, personal o social.
  • Equilibrio: A igual distancia (el apretón de manos) el uno del otro, o más cercano a alguno de los dos.
  • Ángulo de la mano que lo ejecuta: Perpendicular u horizontal al suelo.
  • Fuerza en la sujeción: Desde la clásica “mano de pescado” hasta el “tritura nudillos”
  • Tiempo en que el saludo se sostiene: Desde un contacto que evita, hasta el sostenerlo por más de 10 segundos.
  • Contacto Ocular de los involucrados.: Desde la zona social hasta la íntima.

Hay que tener en claro que la forma en que saludas es un indicio muy certero de cuál es tu personalidad. Cuál sea no es problema, mientras lo tengas claro y sepas el efecto que causas en otro ( la consabida imagen ). Lo que sí es problema, es que no regules o adaptes tu saludo según las circunstancias, según tu propósito y según tu interlocutor.

Cada ser humano espera recibir algo particular cuando interacciona con otro y ese algo no es tangible.  Ese algo revela el valor que le damos a las formas en todo acto comunicativo: Un tímido ( legitimamente ) no espera invasión ni dominancia, espera que se legitime y valide su presencia, el ser quién es, para así sentirse confiado y avanzar en la relación. Por el contrario, un dominante, no espera que le disputen el poder, espera que le confirmen su autoridad y dominio.

La próxima vez que saludes, ten en cuenta que dirás más de ti de lo que puedas controlar. Considéralo.

Anuncios

Un comentario en “Dime Cómo Saludas, y Te Diré Quién Eres.

  1. Pingback: Qué dice tu apretón de manos de ti... - Neurosales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s