Qué es y Cómo realizar Un Buen Elevator Pitch


Image

La definición literal Elevator Pitch no es del todo ilustrativa de su ámbito de acción. Por ello es preferible ocupar la traducción adaptada al español: Discurso de Ascensor. Sí, es difícil hacerse la idea de estar discurseando en un ascensor, pero en realidad lo relevante es que tendrás que hacerlo en un tiempo tan breve como el que se da entre que aprietas el botón del piso donde deseas ir y el momento en que se abre la puerta. Eso puede durar segundos. En la práctica, es un poco más que eso, pero no mucho más. Y es muy poco como para destinar segundos a lo que no importa o no es relevante.

Originalmente se relacionaba con la breve presentación (no más de 5 minutos) de un emprendedor frente a un jurado conformado por un grupo de inversionistas, en donde debía dar cuenta de las bondades de su proyecto y convencerlos de que se trataba de un buen negocio. Eso no ha cambiado. Se sigue haciendo con bastante frecuencia. De hecho, me toca formar y corregir a emprendedores en el diseño y puesta en escena de su Elevator Pitch.

Existen Elevator Pitch que pueden durar con suerte, un minuto. Y en ese brevísimo tiempo hay que cautivar e interesar a tu audiencia y/o a tus interlocutores del momento. Don Desafío.

Lo interesante y contingente es que la “metodología” del Elevator Pitch es perfectamente exportable a otras áreas como suelen ser una entrevista de trabajo o una primera reunión de trabajo para negociar el cierre de un negocio. Claro, ese primer discurso tiene que ser lo suficientemente cautivador y elocuente como para continuar a una segunda etapa: la profundización o entrega de detalles del proyecto.

A este respecto, no es mucho el misterio, a lo menos debes considerar los siguientes aspectos:

  • Claves del Proyecto o Idea: Una obviedad que no lo es tanto. Hay que diferenciar lo que es relevante y lo que no. Lo que aporta valor y diferenciación con cualquier otro discurso semejante.
  • Ontología del Lenguaje: Un detalle que muchos olvidan. Nuestro cerebro reacciona de forma inconsciente frente a términos que no le son familiares, que inmovilizan o que anulan las bondades del proyecto o idea. No da igual hablar de “enfrentar” un proyecto a “afrontarlo”.
  • Contacto Ocular: De no tenerlo, asumo que mis interlocutores existen. Deslegitiman su presencia. Es claro que a nadie, en un auditorio o jurado, le gustaría tener esa sensación.
  • El Inicio o Exordio: Hay que iniciar de una forma tal, que se “rompan” los protocolos a los cuales todos estamos acostumbrados. Analogías, anécdotas o aforismos que se relacionan o explican las bondades de tu idea o proyecto son mucho más atractivas y cautivadoras que los clásicos inicios.

Todo esto se entrena y se practica. Procura hacerlo antes de que se de la instancia real.

Cualquier consulta o duda, hazla llegar a candrada@greenmind.cl

Por último, les dejo un video referencial de mi charla sobre Elevator Pitch en el marco del Booster UP de la incubadora de negocios 3IE, de la Universidad Federico Santa María:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s