Dime cómo saludas, y te diré cómo negocias.


El saludo , y más específicamente el saludo con apretón de manos (handshake), es uno de los rituales no-verbales más fundamentales en las interacciones humanas.

Como siempre he señalado, en el ámbito personal cada quien tiene la prerrogativa de “asumir los costos” que provendrán de su estilo al momento de saludar a otro interlocutor. En el plano de los negocios, esta reflexión no debiera ser tan liviana dado que es este ritual que condiciona el tenor de la relación en los minutos u horas siguientes. Es una carta de presentación que devela nuestras motivaciones y formas de ver la sociabilidad con otros.

Por ejemplo, es altamente improbable que una persona con un estilo territorial y avasallador salude sin prodigar un apretón de manos enérgico, seco, lleno y poderoso.

No juzgamos lo correcto o incorrecto del tipo de saludo ni a quien lo ejecuta. Lo que no debemos perder de vista (y he ahí la importancia de todo esto) es la estrategia comunicativa que debiera suponer de nuestra parte el relacionarnos con alguien que nos saluda de esa forma cuando existen motivaciones y metas laborales que nos inducen a estar reunidos con él (o ella).  Qué hacer (o no) comunicacionalmente en este caso.
Si deseas conocer un poco más de este tema, puedes profundizar en éste y otros temas asociados en nuestro Taller de Comunicación No Verbal. Descarga la información aquí.
Anuncios

5 comentarios en “Dime cómo saludas, y te diré cómo negocias.

  1. Me gustaria conocer si mediante un saludo formal que porcentaje de una negociación tengo a mi favor.

  2. Estimada Gery:

    Difícil respuesta. Al menos en los términos que los planteas. La mejor unidad de medida que puedes tener, es la reacción inmediata de quien te saluda. Si bien no condiciona la relación del todo es un indicio importante.
    Ahora, por lo general las mujeres en en plano ejecutivo suelen ser muy cautas a la hora de saludar. Si mantienes una distancia acorde, mantienes contacto visual y no extiendes tu brazo más allá de los 90º de la relación entre brazo y antebrazo, no debiese haber problemas.

  3. Saludo con la mano firme.
    A veces me sorprende que muchas personas saludan con la mano pero no la ponen firme sino como si no tuvieran ganas de saludar.
    (Me enferma eso.)

    Besos.

  4. En nuestro país Colombia, particularmente los políticos dan la mano y fuera de eso un golpe en el hombro, como muestra de su confianza y también como con una intención de ganar votos. Este tipo de saludo, por lo general también lo utilizan personas que tienen poder sobre sus subalternos para generar confianza y respaldo.
    Estos temas son muy interesantes, pues muchas veces no somos muy conscientes de la simbólica que rodea nuestra vida y un simple saludo puede sumar muchos puntos a nuestro favor o en contra.

    Atte, Adrián.

  5. Estimadísima Lulet:

    Muy por el contrario de lo que se pudiese pensar; muchas veces esa mano lánguida no responde a una decisión consciente (aunque puede que haya casos en que sí), sino más bien a un indicio de cómo articulan las relaciones. Se puede conjeturar mucho de alguien a partir de ello, pero siempre teniendo en cuenta las condiciones contextuales en que se desarrolla el saludo.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s